30.12.15

La vida


Innumerables veces me he descubierto a mi misma pensando en los distintos futuros, caminos y destinos que podría haber tenido mi vida; preguntándome qué hubiera pasado si en ese momento hubiese contestado de otra forma a aquella pregunta, si hubiese decidido alzar la voz a quedarme callada, si me hubiese acercado a hablar con ese grupo de personas...
No creo en el destino escrito.
Creo en aquel que se compone de los actos que realizamos en nuestra vida cotidiana.
Sé que cada decisión que tomamos cambia nuestra forma de pensar, de ser, de comportarnos y que estas marcarán el camino que finalmente tomaremos. Obviamente hay decisiones más importantes que tomar que por ejemplo decidir qué vas a comer ese día, pero todas nos dirigen a muchas otras decisiones. Si lo imaginamos de forma cinematográfica e incluso algo dramática, nos encontraríamos en un pasillo sin final, completamente lleno de puertas a ambos lados. Al elegir una nos encontraríamos lo mismo en el siguiente pasillo y así sucesivamente. Si esta noche no hubiese cambiado a ese canal, no hubiese dejado la película y me interesara por ella; puedo casi asegurar que no estaría escribiendo esto ahora mismo. La vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.